El Déficit de Atención: ¿Verdad o Mentira? 2


Tengo mis dudas acerca de esta llamada “Enfermedad del Siglo 21”. Existen tantas controversias, tantas mentiras alrededor de las Transnacionales de la Medicina (las que inventan enfermedades para poder vender sus medicamentos y convertirnos en “adictos” a las mismas sin necesidad alguna), que ya no les creo ni el persinado. Es algo así como los gringos y sus guerras en el Medio Oriente: “es que tenían armas químicas, bombas atónitas…” y luego de la matancina, ni cucarachas encontraron.

No es mi intención atacar el diagnóstico, el fármaco o el tratamiento. Estoy claro que muchas familias han encontrado soluciones importantes para “este mal” en manos de profesionales responsables. Lo que sí me preocupa, y mucho, es el que ahora está de moda el “etiquetar a todo cipote inquieto” con el bendito diagnóstico, y como los chavalos y chavalas inquietas encajan a la perfección en las descripciones del susodicho TDAH, pues…, salao pescao:  ¡TIENE DÉFICIT DE ATENCIÓN CON HIPERACTIVIDAD!

Déficit de Atención

¿Tiene Déficit de Atención tu hijo o es otro su problema?

¡CHICHE SALIÓ EL TRABAJO! ¿O NO?

Para despejar mis dudas, busqué en papa Google y puse en el buscador: “Déficit de Atención verdad o mentira”. Y sobre los resultados ahí encontrados me puse a escribir esta chochada. No sé si te sirva de algo o te enrede más de lo que ya estás, pero te dejo la tarea de sacar tus propias conclusiones.

¿Por qué hay cada vez más niños con TDA y/o con Hiperactividad?

Cada año hay más casos de niños, jóvenes (y adultos) diagnosticados con ell Trastorno de Déficit de Atención (TDA) y/o de Hiperactividad. Si bien es cierto que hay un aumento de estos casos también se viene observando que ahora cualquier niño demasiado inquieto o al que le cuesta concentrarse rápidamente pasa a ser diagnosticado como un TDA o como un caso de Hiperactividad.

Lo que sí te puedo decir es que he observado casos de casos, muchos de ellos coinciden con los “síntomas” que describen este mal, pero NO ME CONVENCEN los resultados finales de las pruebas. Al buscar en internet podemos encontrar las supuestas afirmaciones del personaje que dio origen a esta enfermedad e hizo que la incluyeran en la Clasificación Internacional de Enfermedades Mentales (el famoso DSM hoy por su Quinta Edición). Les dejo uno de los links para que lo lean y saquen sus propias conclusiones.

https://actualidad.rt.com/ciencias/view/95483-psiquiatra-descubrio-tdah-enfermedad-ficticia

La controversia es tal que en Europa y la Yusa se están matando entre ellos muchos científicos de la salud mental y de la educación. No logran ponerse de acuerdo sobre qué es primero, “el huevo o la gallina”. Y como a mí me gusta llevar la contraria, me inclino más hacia los factores socio-culturales, a lo que me encanta llamar: “EL VERDADERO DÉFICIT DE ATENCIÓN”, la falta de cuido y atención que los padres brindan hacia sus hijos e hijas.

Cuántas veces he sido testigo de conductas típicas de niños y adolescentes que se corresponden con el famoso cuadro clínico de DEFICIT DE ATENCIÓN o TDAH (Trastorno de Déficit de Atención con Hiperactividadf), el más famoso y usual. Le zampan a los cipotes sus pastillitas, los tienen en FM Stereo todo el día, logran que se concentren (¡Tragate vos esas babosadas y vas a ver cómo te concentrás!), y ya, ¡Santo Remedio! Pero cuando explorás el cuadro familiar, te sorprende ver LA INMENSA SOLEDAD que muchos de estos chavalos y chavalas viven. Padres y madres que “trabajan” 24/7, o que pasan el día chateando en su cel o tablet, o en reuniones de “trabajo”. Abuelas y abuelos omnipotentes y omnipresentes que anulan a los 2 padres y toman las riendas de la familia.

Familias desestructuradas, casas hoteles (sólo se miran a la hora de comer y están ahí sólo para dormir). Es un verdadero caos emocional. ¿Vos aguantarías estar así?

No niego que existen casos realmente Médicos, con daños o problemas neurológicos…, pero que de la noche a la mañana esto sea la “plaga del siglo. ¡POR FAVOR!

Es muy cómodo que te le den las pastillitas al chigüín para que no te estén llamando a cada rato del colegio o que te lo expulsen de todos los colegios por “insoportable”. Yo también me aburría inmensamente en mis tiempos de clases. No le encontré jamás sentido a estar sentado desde las 7 de la mañana a las 12 del día. Lo único que me gustaba eran los recreos, porque ahí podía hacer lo que yo quería.

Los maestros y el Déficit de Atención

Déficit de AtenciónCuando trabajé en un centro de estudios, me tocó coordinar al equipo de maestros de un grado y ellos y ellas llenaban las hojas que mis colegas les mandaban para evaluar a sus pacientitos. La mayoría de las veces me buscaban para que les ayudara a llenar tales cuestionarios porque mis colegas pocas veces o nunca acudían al colegio, no logré entender las razones que se lo impedían, pero bueno, es asunto de cada quién el cómo llevar la atención profesional. Mis compañeros profesores expresaban que se veían reflejados a sí mismos en esos cuestionarios (¡Yo también tengo Déficit de Atención!, me decían). Nunca les quise decir que yo también pensaba de la misma manera (¿o sí?)

Y tenían toda la razón, porque tales encuestas se caracterizan por ser subjetivas y tienden a ser malinterpretadas, como todo en la Psicología (Estudiamos la psiquis humana, que no es más que el reflejo subjetivo de la realidad objetiva). Si nosotros la embarramos, ¡qué tal una persona que no ha estudiado a profundidad estos fenómenos!

Por si te quedan dudas, te dejo al final de este artículo algunos links para que busqués y comparés las cosas. Lo que sí quiero que quede claro, aunque me condenen y exorcicen mis colegas y restos de profesionales de la Salud Mental, es que las consecuencias secundarias de los medicamentos que se utilizan para dizque controlar los síntomas del Déficit de Atención, son muy nocivos y hay que tener sumo cuidado con su uso. Son adictivos y aún no se está claro de su impacto en la Personalidad Humana, digan lo que digan (total, ya sabemos que nos esconden muchas cosas estos mercaderes de las medicinas).

Si acaso sos maistro o maistra, te recuerdo que hoy en día ya no vale dar las clases como nos las dieron a nosotros. Los chavalos de hoy requieren de más dinámicas, más alegría y menos contenidos memorísticos (¡mandá el dichoso programa a la porra!).

Tenés que convertirte en una especie de “animador” de tu asignatura y llevar a tus estudiantes a conocer de lo que son capaces para descubrir la verdad de esta vida y de este mundo. ¡Ya sé, ya sé! El director y la dueña insisten, al igual que el Ministerio de Educación, en cumplir con el dichoso Programa, pero eso no es excusa para que tu clase no sea atractiva y de remate bancaria. Por lo menos que sepan lo que es una regla de tres, o cómo hacer un cuadro sinóptico, o lo que es una célula, o quién mató a “William Walker” (¡No fue Andrés Castro!)

Habilidades básicas para la vida, para el trabajo, para la universidad. El resto está en papa Google.

Así que, antes de que le claven la Etiqueta a tu hijo, a tu hija. Antes que le zampen el montón de pastillas para que no esté jochando en clases ni en la casa,

¡Pensala bien!

¡Cuidado y te desgraciás en la vida de tus cipotes!

LINKS de referencia:

http://www.elconfidencial.com/alma-corazon-vida/educacion/2014-10-28/pero-existe-el-tdah_419307/

http://www.abc.es/familia-educacion/20131029/abci-maria-acaso-reduvolution-201310281621.html

Si querés conocer más de otros temas importantes para la educación de tus hijos y de vos mismo
Suscribite a mis boletines

¡No te perdás ninguno!

La Familia, la elección de pareja y más. muchos más.

Te garantizo que no voy a saturar tu buzón a cada rato ni te invadiré con Spam.

Tus datos no serán compartidos ni divulgados.


Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 Comentarios en “El Déficit de Atención: ¿Verdad o Mentira?

  • angel

    una de las cosa mas importante es que también en la evaluaciones algunos colegas se dejan llevar por lo que creen que ven a primera vista y para que otros no les roben la idea o el diagnostico… sin antes haber valorado el ambiente familiar y el desarrollo psicosocial del niño… actualmente hay tantos nombres extraños para enmarcar la conducta de nuestros hijos que no queremos ver, además los padres creen saberlo todo por que talvez, como dicen ellos jodieron de otra manera o que nunca lo hicieron… y la conducta de su hijo es diferente… si se hiciera una encuesta sobre las formas en que las familiar comparten el vinculo afectivo- padre-hijo… los resultados serán en falta de conocimiento de como ser afectivo con sus hijos… y como el niño tiene carencia afectiva— la forma de buscarla será conductas que los padres esperan… a mayor carencia- mayor complejidad de la conducta…

    • Edmundo Lacayo Autor

      Tenés razón José Ángel. Es la ética no impartida en las universidades. La amoralidad social que impera hoy por hoy en nuestra sociedad. El no ligar el Alma Mater a la realidad social. Ojalá y que nuestros colegas reflexionen un poquito acerca del daño que están causando al ser colaboradores voluntarios de este crimen