El Acoso Escolar (Bullyng)


Últimamente me ha tocado conocer más de cerca una serie de eventos violentos que afectan a niños, niñas y adolescentes. Me impresiona las reacciones mostradas por los padres y madres de familia de todos los involucrados (víctimas y agresores, específicamente), pero me sorprende aún más la de los colegios y los docentes.

Quiero entender que todas estas reacciones, muy humanas a decir verdad, se originan en LA TOTAL IGNORANCIA, que existe alrededor del tema del Acoso Escolar (o si lo querés in inglish, Bullyng), total es lo mismo la Chana por delante, que la Juana por detrás.

No sé cuál sería tu reacción si de repente te llamarán del colegio de tu prolito o prolita y te dijeran: “Mañana tiene usted una cita con la Dirección del Colegio para tratar un tema delicado acerca de su hijo(a), le rogamos su puntual asistencia” Atte. Perico de los Palotes”. Le preguntás al cipote la razón de ese llamadito y te sale con la perla de que: “es que dicen que ando de bulillero en contra de Juancito”.

¿Cuál sería tu reacción si te dicen que tu hijo comete Acoso Escolar?

No te imagino diciéndole a las paredes: “ya van a ver estas viejas tal por cual quién es el que anda haciendo bullyng en el colegio. Les voy a enseñar con cuántas papas hago un guiso”.

Ni siquiera te veo llegando a la reunión con cara e´ perro, haciéndote el ofendido. ¿Vos?

Pues, no te asustés, porque esto está pasando en muchos centros escolares, los pájaros le están tirando a las escopetas. Los agresores se sienten ofendidísimos porque se les acusa de violencia.

Y el clavo no sería tan sarroso si no fuera porque un grupo importante de centros aceptan con más miedo que otra cosa, la culpa que les achacan este tipo de padres y madres, olvidando que hay otro grupo de chavalos que están sufriendo en silencio y en solitario todo tipo de actos violentos en su contra.

¿Y si fuera tu hijo, tu hija la víctima de Acoso Escolar?

¿Qué harías vos si cuando regresés del trabajo encontrás a tu hijo(a) llorando en su cuarto con morados en varias partes de su cuerpo? (o la mochilla remojada con todos los libros y cuadernos incluídos)

¿Cuál sería tu reacción si las autoridades del colegio te dijeran que “el culpable” del relajo es tu hijo por provocar a los otros?

Si ya te pasó, me supongo que ya conocieron tu caja de lustrar en el colegio, pero también deduzco que el problema no desapareció. Quizás ya no molesten a tu cipote (especialmente después de que lo metiste a clases de Karate), pero la podredumbre del Acoso Escolar perdura.

Perdura porque las estrategias, los protocolos de prevención e intervención en contra del Acoso Escolar no responde a lo establecido.

¿Y qué hacen los Colegios para prevenir el Acoso Escolar?

Si tenés la suerte de tener a tu hijo(a) en un centro donde las autoridades se preocupan realmente por brindar una educación de calidad, moderna y sobre todo, humana en sus principios y objetivos (que no es lo mismo que religiosa, sorry pero así es), podrás observar que hay acciones, medidas y una serie de acciones que buscan impedir este problema.

Pero aún se quedan cortos en muchas de las acciones, hay muchas cosas en juego, desde el desconocimiento científico del problema, la subestimación de sus raíces profundas, el miedo a perder a “un buen cliente” y la no preparación de sus docentes sobre el tema. En unos centros pesa más una cosa, en otros otra y así.

En próximas publicaciones iré detallando algunas medidas que urge se implementen en los centros escolares para detectar, combatir y prevenir este flagelo social que corrompe los centros escolares sin distingo de ninguna clase: “El acoso escolar o bullyng”.

 

Si querés conocer más de otros temas importantes para la educación de tus hijos y de vos mismo
Suscribite a mis boletines

¡No te perdás ninguno!

La Familia, la elección de pareja y más. muchos más.

Te garantizo que no voy a saturar tu buzón a cada rato ni te invadiré con Spam.

Tus datos no serán compartidos ni divulgados.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *