8 Pasos para prevenir y combatir el Bullyng 2


Supongo (es sólo un supositorio), que vos ya te has enfrentado al Acoso Escolar en tus épocas de estudiante o estudianta. Tal vez te acordás de las veces que el bujoncito del aula te coscorroneaba cada vez que quería.

Que venía ese chambrín y te empujaba o te metía el pie cuando pasabas a su lado, no importaba si la profe estaba presente (casi nunca le hacían nada), y vos caías de trompa en el piso acompañado del estruendo y el relajo de las risas del grupo.

¿Y en la secundaria?

¡Ah! La cosa se ponía peluda. Venían los apodos que te encajaba el susodicho buitre canalla y su pelota: “perfil de guillete, cinturita de mandarina, pies de tostón, cabeza de hacha, piojo peinado, pana de agua…” y todo el mundo le hacía coro, hasta la profe.

¿Qué hacía la Profesora para prevenir este Acoso en el colegio?

La mayoría de la veces te aconsejaba, ¿te acordás? y te decía que no les hicieras caso, que a ella le pasó lo mismo cuando era “estudianta”. Que con el tiempo se acabaría el asunto…, que… bla bla bla bla.

Si querías jugar, no te dejaban. Si estabas con otros bróderes los llamaban para que te dejaran solo. Si se te ocurría ir a una fiesta, te convertías en el hombre/mujer invisible. Nadie se dió cuenta que fuiste a la bendita fiestecita.

¿Y la Profe? Bien gracias, ya es abuela y enviudó hace muchos años, vive solita allá por la Tenderí.

No hacía ni juco. El colegio mucho menos y a uno no le quedaba más que 2 salidas: “O te agarrabas a los pijazos con ese maje (aunque sabías de antemano que te iba a revolcar), o agachabas la cabeza rogándole a todas las vírgenes que no te jodieran más”.

El Acoso Escolar no ha cambiado

Los años han pasado y el Acoso Escolar sigue igual. Algunos colegios tratan de combatirlo pero los resultados no son los esperados. Las autoridades no se arriesgan a perder matrícula (biyuyos benditos) y no aplican con rigor la supuestas medidas adoptadas.

Los profesoras y profesoras quieren, pero no pueden. Desconocen el trasfondo del problema, las características que construyen este fenómeno y, a veces, queriendo ayudar, la embarran. Eso cuando son personas sensatas, centradas, justas. Los más cómodos y cómodas, ni se meten (para evitarse problemas), mejor se quedan comiendo sus tajaditas con queso y ensalada, que estar de guardias en los pasillos y en los campos.

8 Pasos para Prevenir y Combatir el Acoso Escolar

Buscando en la “guec”, me encontré un material interesante y sencillo para construir un Protocolo de trabajo para combatir el Acoso Escolar. Hice un pequeño vídeo que te comparto para que reflexionés al respecto.

Si te interesa el material, podés mandarme un correo para enviártelo a vuelta de correo, en Pdf.

El Acoso Escolar y sus secuelas

Por si no lo sabías, el Acoso Escolar afecta a toda la Comunidad Educativa: docentes, padres de familia, agresores, víctimas, colaboradores del agresor, testigos y hasta la afanadora del centro.

La clave para frenar esta chochera es que LAS AUTORIDADES DEL CENTRO, los mero mero, se amarren los pantalones y pongan en cintura a raimundo y todo el mundo. Creando una política de “Cero Tolerancia al Acoso Escolar”. Centrando sus acciones en la pelota de bróderes que respaldan al agresor. ¡Ahí ta la clave de la cosa!

No es castigando que se resuelve, es quitándole el circo al payaso que lo hacés pirinola. ¿De qué le sirve ser el bujón si no cuenta con aplausos?

Lo otro, y aquí la piensan muchos dueños(as) de colegios o Directores(as), es obligar a las familias de los agresores a poner en cintura a su hijo(a). Aunque las estadísticas refieren que la mayoría de familias de estos cipotes, tienen serios problemas psicológicos.

Para terminar de amarrar este nacatamal, te dejo la pelota para que mirés hasta dónde tus hijos forman parte de alguno de los bandos, y qué postura vas a promover entre ellos y ellas para combatir el Acoso Escolar.

 

Si querés conocer más de otros temas importantes para la educación de tus hijos y de vos mismo
Suscribite a mis boletines

¡No te perdás ninguno!

La Familia, la elección de pareja y más. muchos más.

Te garantizo que no voy a saturar tu buzón a cada rato ni te invadiré con Spam.

Tus datos no serán compartidos ni divulgados.


Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 Comentarios en “8 Pasos para prevenir y combatir el Bullyng